lunes, 30 de julio de 2012

Why do we fall?


Esta crítica está 98% libre de spoilers (al analizar una película ya se está intentando prevenir las reacciones que produce)

Normalmente una trilogía se rige por el siguiente orden: La primera es la que consigue crear algo bueno, la segunda es oscura, y la tercera floja. En este caso la  primera es llamativa, la segunda es la que crea algo bueno y la tercera no decepciona aunque sufre las secuelas de su éxito. 

Antes de nada deberíamos ponernos en situación. Batman es conocido por el aura oscura que le rodea y por ser un superhéroe sin poderes.  Fue creado en 1939, solo un año después de la aparición de Superman, pero no sería hasta 1989 cuando Batman llegara a los cines, con gran éxito, de la mano de Tim Burton.  Por aquel entonces sólo tenía como precedente unas (bastante olvidables) series televisivas  y el Superman de Christopher Reeve , de 1979. La saga de Burton se sumergió en los cómics, dejando claro que sus historias eran fantasía,  pero de una manera muy distinta a lo que se había visto antes. Sin embargo en sus continuaciones se desviaron, perdiendo fuerza y calidad, produciendo que la tercera parte enterrase la franquicia.

Y no fue hasta 2005, con Batman Begins, cuando Christopher Nolan tomó el relevo y le dio lo que necesitaba el nuevo Batman para enganchar a los espectadores del siglo XXI: realismo. “¿Por qué caemos? para poder aprender a levantarnos de nuevo” se reflexionaba en este film.

Vimos a un Batman contemporáneo que perfectamente podría vivir en esa lejana ciudad de Gotham y nos identificamos con su historia. Todo esto estuvo perfectamente relacionado con la iconografía tradicional del superhéroe, lo que dejó a los fans conformes. Pero no sería hasta la segunda parte The Dark Knight (2008) cuando el trabajo de Nolan se lució plenamente. Ésta es seguramente la mejor película de superhéroes hasta la fecha. Tenía una historia imprevisible, bien narrada y con una estructura que atrapaba,  gran dramatismo, juegos éticos y varios finales. El intérprete del Joker, Heath Ledger, le dio un nuevo nivel al personaje y se ganó su Óscar póstumo al mejor actor de reparto. Además se reflexionaba sobre lo hace realmente al héroe, mediante la teoría del caballero blanco y el caballero oscuro.


Llegados a este punto era muy difícil superar la segunda parte. O se renovaba o caería en repeticiones y puede decirse que The Dark Knight Rises ha conseguido un nivel respetable, pero no supera al de su antecesora. Las expectativas estaban demasiado altas y no se disfruta totalmente viéndola por separada. Hay que ver las otras dos.

Esta película se sitúa ocho años después de la segunda parte (lo cual sería más o menos en la actualidad, si la primera parte se sitúa en el 2005 y la segunda nueve meses después). Después de los acontecimientos de El Caballero Oscuro, Bruce Wayne se ha recluido en su mansión, argumentando que no hay nada fuera que le haga desear salir. Pero se verá obligado a vestirse con la capa negra de nuevo cuando Bane pretenda arrasar la ciudad de Gotham.

Hasta ahí bien. La película arranca de forma atrayente y es entretenida pero, al contrario que su predecesora, no te absorbe totalmente hasta que lleva una hora y media de sus 165 minutos.  Requiere más paciencia.
Bane es brutal, muy físico y despiadado; impone, pero no impresiona. Le falta personalidad y sobran estereotipos del hombre con una vida pasada dura. Máscara aparte, no transmite demasiado. Ni siquiera te das cuenta de cuándo ha terminado su papel en la película hasta después de varias escenas.

El nivel actoral en general es bastante aceptable. Tenemos a un Bruce Wayne mucho más humano. Pero quizá podría haberse esperado algo mejor de Marion Cotillard, Morgan Freeman o Gary Oldman. Aunque no me gustó mucho su elección como Catwoman e incluso me pareció que forzaba a su personaje en un primer momento, debo reconocer que Anne Hathaway estaba muy cómoda en su (ajustado) papel.
 
Algo extraño ha ocurrido con el doblaje. La escuela de doblaje española es una las mejores del mundo pero, por algún motivo, en esta película algunos puntos han chirriado bastante. Parece que ninguno conocía el nivel intermedio entre sollozar y llorar abiertamente. La voz de Bane intentaba evitar semejanzas obvias con Darth Vader y sonaba demasiado alta para crear sensación de presencia en la misma sala que otro personaje. En cierto punto incluso creí, desesperado, que la voz mal muestreada, con acento de algún país indefinido de Marion Cotillard tenía personalidad.

Otro punto que puede desconcertar a los que conozcan algo de la zona es que, por motivos de guión, esta vez Gotham se sitúa en Nueva York y no en Chicago, como en las entregas anteriores. Así podemos tener algunas dificultades para meternos en la historia viendo el puente de Brooklyn, El Empire State, el edificio Chrysler, el Metlife o incluso el edificio que sustituye a las Torres Gemelas de fondo. Personalmente siempre pensé que Nueva York era más de Spiderman, si acaso de Superman. Al fin y al cabo en estas películas se lucha por defender el alma de Gotham, deberían haber valorado más este punto.


La música, por tercera vez de Hanz Zimmer, te mete totalmente en la historia y el tema de Batman sigue siendo especialmente emocionante. Las escenas de acción y los efectos especiales resultan muy logrados, y es de apreciar que en esta película los usan como complemento a la historia y no al revés. Resulta singular que Nolan haya decidido no grabar su película en 3D. Por lo demás la película guarda varias sorpresas, más o menos deducibles. Hay agujeros sin sentido en la trama y aspectos poco profundizados, pero el trabajo de Nolan está bien ensamblado en general.

En definitiva es una película a tener en cuenta entre las de la cartelera de este verano y que cierra, de una manera muy decente, las mejores adaptaciones de Batman hasta la fecha. Es de visionado obligado si te gusta el hombre murciélago. Le doy un 8,7/10.




Título original: The Dark Knight Rises.
Dirección: Christopher Nolan.
País: USA.
Año: 2012.
Duración: 165 min. 
Género: Acción, Thriller.
 Intérpretes:  Christian Bale, Anne Hathaway, Joseph Gordon-Levitt ,Tom Hardy, Michael Caine, Gary Oldman, Marion Cotillard y Morgan Freeman.
Presupuesto:    250. 000. 000 $

miércoles, 18 de julio de 2012

Y siempre lo será (bis)


  
 El 21 de Mayo de 2011 comencé a felicitar a mis amigos más allegados por medio de este blog. Pensé que sería gracioso y haría un buen uso de las herramientas que me daba este soporte. También sopesé que quienes quedasen fuera de las felicitaciones podrían sentirse apartados y darse una situación de que los felicitados se acomodasen a su estatus y no valorasen el trabajo dedicado. Además era posible que estas felicitaciones absorbieran el blog. Si se diera esa situación debía cortar con ellas de inmediato. Hoy nada ha ocurrido así y lo que ha ocurrido me ha dado exactamente igual porque me lo he pasado bomba y, hablando en plata, he descubierto que soy jCENSURA bueno haciéndolo.

Humildades aparte el día que acaba de terminar Marina Morcillo ha cumplido 20 años desde que naciera allá por los tiempos de los Juegos Olímpicos de Barcelona y la Expo de Sevilla. Creo que ella me tendrá bastante excusado este retraso pero además supongo que si haces este tipo de felicitaciones al comienzo del día estás creándole a esa persona unas expectativas en torno a al mismo que, a nuestra edad, no tiene por qué tener. Si le felicitas por la noche y ha tenido un día normal se lo alegrará y si ha sido un buen día hará función de broche final.

¡Mírame! estoy en HD. Sólo tienes que abrime, guardarme en tu ordenador y seré tuyo para siempre

Disertaciones aparte debo declarar que de todas las felicitaciones que he hecho esta es mi favorita. Ojalá todas fueran así porque sólo podrá entender en su totalidad lo que está viendo la destinataria, Marina. Aunque sin ánimo de quitarle emoción aclararé por si acaso lo que acabo de dibujar de izquierda a derecha; es un compendio de convivir con esta señorita durante un año: La Marina creativa matisseando, La Marina Sandy siendo psicótica (este chiste tiene guiños a personas no Marineras), La Marina indignada luchando por causas justas, La Marina bebé que es que te mira con unos mofletes…, La Marina cutre, La Marina de la cena de gala de los años cuarenta, el Superhéroe de Comunicación cuyo nombre no recuerdo con las gafas de CAV-visión, La Marina de chico, Yo finalmente customizado de Clint Eastwood, una tarta supercute y La Marina del estilo Lolita con todos sus complementos. Para más aclaraciones, sugerencias, dudas existenciales comente en los comentarios de abajo.

Lo único que lamento es ser incapaz de pasar por todo este proceso sin resultar increíblemente molesto y meloso.

¡FELICIDADES Marina, cumple muchos más y gracias por todo!

 ¿ves?

jueves, 12 de julio de 2012

Restituidos veintiunos*


Llegó un año más un día de formalidades, pero no una formalidad cualquiera. Es el cumpleaños número veintiuno de la señorita a-Laura. ¡Felicidades! 


Ya nos regocijaremos cuando no estemos en ciudades diferentes pero ¡ah! la vida ni si quiera me permite celebrar el cumpleaños como es debido así que tendré que aprovechar la situación y manipular mis recursos porque tiempo no me falta. Ya sabes, no cambies, cuídate y cumple muchos más. Nos veremos. Estoy siendo muy críptico pero, al fin y al cabo, ya he estado ahí.


video

PD: Desde luego el error del 12 de junio me está dando muchísimo juego.

jueves, 5 de julio de 2012

Declaración de principios


   Puede que quienes hayan cursado Historia y Teoría Cinematográfica sufran un desprendimiento cerebral leyendo esta entrada, pero la verdad es que no podría ser de otra forma. Mientras estaba estudiando los apuntes de la susodicha asignatura me topé con un epígrafe dedicado a críticas de cine. 
Parecía obvio que no iba a entrar en el examen (y no entró) pero me vi obligado a echarle un vistazo y no pude estar más de acuerdo con todos sus puntos de forma que me pareció bastante recomendable publicar un fragmento aquí a modo de Declaración de principio/intenciones. Además estoy seguro de que a más de uno le parecerá instructivo.

  
"Cualquier persona que intente de forma activa comprender una película, está implicada en un proceso crítico.

Para que una crítica cinematográfica tenga buena calidad debe ser:

-  Independiente de consideraciones industriales y económicas, de los propios prejuicios del crítico y sus gustos personales.

- Comprometida con la propia obra. Asimismo, si la película es novedosa por su lenguaje o difícilmente clasificable, hay que estar dispuesto a cambiar los criterios y buscar unos específicos para ella.

- Eficazmente educadora, pero no aburridamente didáctica. Ha de señalar, sin sermonear.

- Razonada y razonable. Razonada, es decir, que dé cuenta de los argumentos que sostienen los juicios y no simplemente los exponga. Y razonable, es decir, humilde, ponderada, dado que se trata de una obra de arte que tiene múltiples lecturas.

- Arriesgada: La crítica es juicio y ha de asumir el reto de juzgar aceptando de antemano que puede equivocarse.

En definitiva, la crítica debe ayudar al espectador en el conocimiento y disfrute de la obra de arte en su integridad, su complejidad y sus pretensiones, desechando lecturas interesadas."


Lo dicho, muy interesante. Por si alguien quisiera ampliar información algún día y para evitar de nuevo el problema de los derechos de autor debo indicar que esto está sacado del siguiente libro:

David Bordwell y Kristin Thompson. El arte cinematográfico: una introducción (Barcelona, Paidós, 2010), pp. 361 y ss.


Fine.